Vino y frutos rojos: maridando tradición y nuevos cultivos

Enoberry

¿A qué sabe El Condado de Huelva?

Desde hace milenios a su aceite y sus vinos. A caldos generosos y a uva zalema. Pero desde hace décadas también al dulzor de los frutos rojos: a la fresa, que fue un revulsivo para la agricultura de la zona y, tras ella, la frambuesa, el arándano y las moras. Hoy, el Condado sur, no se entendería sin las berries. Unir ambos cultivos en una misma experiencia gastronómica fue el objetivo de la I Feria Enoberry celebrada en Rociana del Condado, en el marco de su ya conocida Feria Agroganadera y comercial Comarca de Doñana.

Enoberry

Enoberry: una cita llena de atractivos y actividades, organizadas en su mayoría por el Grupo Sentire, que pretendían ofrecer al visitante una experiencia global. Visitas a cultivos de vid y fresas, en las que los asistentes participaban de la poda de sarmientos o recolección de frutos; hacer tu propio postre con frutos rojos y taller de etiquetas fueron algunos de los reclamos del programa.

En este contexto, fue un lujo poder disfrutar de una gastronomía unida a la tierra: el desayuno campero, con su pan redondo y aceite; con rodajas de tomate y caballa o bacalao en salazón; el café y el zumo recién exprimido y, por supuesto, las berries –moras y fresas para comenzar la jornada.

Enoberry

Aunque el tiempo no acompañó y fue imposible realizar en esta primera edición las actividades previstas en el campo (visita a una viña, poda de sarmientos, desayuno al aire libre, visita a explotación fresera…), sí pudimos conocer algunos de sus aspectos más interesantes en otros lugares.

Enoberry y Bodegas Contreras Ruiz

En este sentido, la recepción en Bodegas Contreras Ruiz fue muy enriquecedora. Su gerente, José Joaquín Contreras, contó no sólo la historia de las cuatro generaciones de esta familia dedicada a la viticultura y producción de vino, sino también las características que diferencian los vinos del Condado de todos los demás.

Vídeo en directo de facebook:

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Falmajefi%2Fvideos%2F1420454914644877%2F&show_text=0&width=400

Además de conocer cómo influyen el suelo, la cercanía al mar y la propia Zalema en el sabor final del vino, transmitió toda su pasión vinícola y por el Condado. Degustar el espumoso Lumé, el blanco Viñabarredero y el tinto Líbero fue un excelente broche final a esta visita.

La experiencia gastronómica de Enoberry no finalizó ahí: el almuerzo fue también un maridaje de sabores en los que los guisos tradicionales estuvieron aderezados por los frutos rojos. Además tuvimos la oportunidad de degustar otros caldos de la localidad como Flor de Édalo (Bodegas Contreras Ruiz) y Viñagamo, de la Cooperativa Nuestra Señora del Socorro que en este 2017 celebra su 60 aniversario.

Enoberry

Una gran experiencia gastronómica, la de Enoberry, de la que ya esperamos expectantes su segunda edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *