Crónica gastronómica del World Burger Tour de Hard Rock Cafe Sevilla

Vamos a contar de forma breve el resultado del World Burger Tour realizado por Hard Rock Cafe, en concreto de cómo las hemos probado en su restaurante de Sevilla. Han sido 8 hamburguesas que ya se publicaron aquí, y que las voy a poner en una clasificación personal que irán avanzando por las que más me han ido gustando.

8.- Olé Burger. Barcelona, España.

No apta para delicados, y aún así, me la comí yo. Intenso sabor a pimiento, que son las verduras a la parrilla que la acompañan, con queso de cabra y alioli. Quizá un poco menos de pimiento la harían mucho más buena, pero no deja de ser interesante para los que buscan algo diferente. Desde el restaurante nos confirmaron que fue la que menos se vendió en el mes de mayo.

7.- Bahn Mi Burger. Ho chi minh, Vietnam.

Con salsa con toques asiáticos, iba acompañada de verduras encurtidas que le daban un toque fresco y crujiente. Me gustó, aunque quizá esperaba un poco más de salsa que la hicieran algo diferente y me llevaran más a su Hard Rock Café de origen.

6.- English Breakfast Burger. Londres, Inglaterra.

Esta es la hamburguesa que de primeras tú dices UFFFFF, NI DE COÑA, pero después resulta que es muy sabrosa. Te mete el típico desayuno inglés en una hamburguesa. Es la única que no dispone de salsa, pero no le hace falta. El huevo, la salchicha, el jamón, el champiñón, y todo lo que lleva la hacen muy rica. Eso sí, cuesta comerla muchísimo, no sólo por lo que llena sino porque con unas manos normales no da.

5.- Colombian Plantain Burger. Cartagena, Colombia.

De primeras, de las apuestas más exóticas cuando ves que uno de los ingredientes es plátano frito, pero a la hora de la verdad el plátano sólo se nota en ser un complemento crujiente. La cebolla caramelizada con la melaza, el alioli, y el bacon, es lo que le da el sabor característico a esta rica hamburguesa.

4.- Kimchi Burger. Seúl, Corea Del Sur.

La más deseada sobre el papel para mí, que desde el pasado año soy muy fan de la salsa kimchi. El personal lo advertía: “pica mucho, pica demasiado, ¿estáis seguros?”. Y sí, íbamos a por todas. ¿El resultado? Una hamburguesa picante realmente deliciosa. Pero picante y ya está, no te hace mirar constantemente el vaso para beber, ni te hace sudar como casi esperabas viendo las advertencias. Además, era más picante la mayonesa picante que la acompaña, que la mezcla con el kimchi, por lo que por el picor tampoco fue sorprendente (la mayonesa era similar a la que se acompaña habitualmente con las patatas).

3.- Tennessee BBQ Burger. Memphis, USA.

Llegamos al top 3. Esta fue la hamburguesa más vendida en mayo, y la verdad, no me extraña. Carne, más carne desmenuzada, bacon, salsa barbacoa, cheddar… Vamos, que entra por el ojo sólo leyéndola.

2.- Jambalaya Burger. Louisiana, EEUU.

Está claro que el éxito ha estado en las hamburguesas americanas. Lo que ha hecho a la Jambalaya llegar al segundo puesto es la maravillosa torta que lleva. Un pastel de arroz, pollo y especias, que rebozado va dentro de la hamburguesa. Como opción dijimos que esa torta la compraríamos como entrante para comerla suelta. Absolutamente deliciosa.

1.- Tango Burger. Buenos Aires, Argentina.

La ganadora indiscutible, la argentina. La única que realmente aporta un sabor diferente en una hamburguesa. No te digo que viajaría a Buenos Aires únicamente para repetirla, pero casi. Es el sabor de una parrilla argentina entre dos panes. Los ingredientes tienen sus particulares nombres, sí, pero para que nos entendamos, es como comerte una buena carne de ternera con su huevo frito y su chorizo criollo con su salsa chimichurri. Sí, en una hamburguesa.

Tengo mi pasaporte sellado con todas las hamburguesas probadas. No sé si habrá habido alguien más en Sevilla. Mi mensaje es que si no lo habéis hecho, os lo habéis perdido. Gracias a Hard Rock Café Sevilla por la invitación a la presentación de las hamburguesas de junio, y por la octava hamburguesa que corrió de su cuenta por llenar el pasaporte.

Txema Marín

Soy Txema, estudié Turismo, me dediqué a la comunicación tecnológica y, posteriormente, también a la gastronomía. Así que con esos tres antecedentes, lo único que podía hacer era montar un blog que los aglutinase e invitar a buenos amigos a compartir sus experiencias :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *