Jaén engancha

Después de estar todo el fin de semana recorriendo parte de la provincia con #AunahoraJaén, uno acaba completamente enganchado a esta tierra, aparte de echar mucho de menos la adrenalina de la ruta, los mensajes de David apremiándonos y los compañeros de viaje. Jaén engancha, eso es así.

Un paraíso natural impresionante, también monumental, con una historia apasionante y como paraíso gastronómico es único, cada rincón del mundo lo es, pero en Jaén hay que poner el acento, las negritas y subrayar. No hay que irse a grandes y renombrados restaurantes, en cualquier bar, con una “simple” tapa podrás comprobarlo. Puede ser por el aceite de oliva virgen extra que es excepcional, por algo es con diferencia de las productoras más importantes del mundo, pero algo tendrán que ver también sus gentes, de trato exquisito, que han sabido con este oro líquido y con la materia prima que da esta tierra privilegiada, elaborar manjares deliciosos con una naturalidad asombrosa. Saben como utilizarlo ya que no todo el monte es orégano, hay que saber diferenciar.

Por ejemplo, como todos sabemos, el aceite de oliva, sin más, que vemos en los supermercados, está elaborado con tratamientos químicos, a base de olivas defectuosas. Si queremos probar la excelencia, tenemos que asegurarnos que es virgen extra como sus propias siglas indican AOVE. Es conveniente comprobar también su denominación de origen, en Jaén hay tres: Sierra Mágina, Sierra de Cazorla o Sierra de Segura, las tres de confianza y garantía absoluta.

Nada más empezar la ruta, después de visitar el Museo Ibero y deleitarnos con esas otras maravillas que nos ha dado la tierra, piezas deliciosas que nos hablan de nuestro pasado. Disfrutamos de una muestra selecta en Jaén Gastronómico, los aoves de Castillo de Canena, Supremo y Oleo 5, los quesos y productos sin lactosa de Tierra de Brunas, fantásticos, Confitería Gonver nos deleitó con pasteles, tartas, brazos de gitano y hojaldres riquísimos y pudimos ver in situ el trabajo de Álex Milla de El Mercado Gourmet, Tomás Rueda de restaurante Almocadén y Verónica Toledano del catering Cookyart.

Amanecimos el sábado en el Hotel HO Ciudad de Jaén. Después de un buen desayuno, nuestra primera cita fue Torredonjimeno, recorrimos sus calles amenizados por la Asociación “Vientos del tiempo” que nos sorprendieron con una ruta teatralizada impresionante, puro arte, muy buena cantera de actores y una organización perfecta. En el castillo hasta pudimos hacernos un lifting expres a cargo de la firma local Nt belleza.

Llegamos a Alcaudete y su castillo uno de los mejores restaurados de España, situado en la frontera occidental del reino de Jaén frente al reino nazarí de Granada. Cuenta con el único centro de interpretación dedicado a la Orden de Calatrava. Disfrutamos de una recreación de lucha, con ropajes y armas auténticas de la época. En la zona de caballerizas degustamos productos de la zona en una muestra gastronómica. Hay que mencionar las marcas, porque son fuera de serie: El gazpacho de Carmeli, que nos presentó su nueva variedad al ajo blanco, Agua de olivo, los productos de cosmética Carrasqueño y la extensa gama de productos Mata, de las que destaco su hojaldrina, una exquisitez.

En Alcaudete nuestro grupo comió en el Bar Restaurante El Torero, no está dedicado al mundo taurino como hace pensar su nombre, viene de una anécdota familiar, mejor que os la cuenten allí. Es un local muy popular y concurrido. Construido sobre la antigua fonda donde se hospedaron los Reyes Católicos, ahora es un negocio familiar, con comidas caseras, donde destacan sus carnes, paella, anchoas de la casa, lomo a la secretaria, ensaladilla, revueltos, en fin todo. Resaltar el trato cercano y la amabilidad de su equipo.

Alcalá la Real y a la Fortaleza de la Mota, declarado Monumento Nacional en 1913. Al igual que otros castillos de la zona, protagonista de cruentas batallas y asedios en los que envenenaron sus aguas de abastecimiento. Afortunadamente aquello pasó y ahora allí se respira una perfecta comunión de culturas y paz con la vista de los picos de Sierra Nevada cubiertos de nieve.

Cambil nos recibió de noche, sus calles serpenteantes entre las rocas y el río, un paisaje de ensueño. Viajamos en el tiempo hasta hace unos 225 millones de años, allí nos mostraron unas huellas que han encontrado pertenecientes a la icnoespecie Brachychirotherium gallicum, que corresponden a las pisadas de un reptil del Triásico, anterior a los grandes dinosaurios. Descubrimos de nuevo las excelencias del AOVE, Denominación de Origen Sierra Mágina.

En Bailén visitamos Picualia, una fusión de cooperativas que dio origen a una almazara de moderno diseño, para servir a los agricultores cooperativistas de la zona a producir aceite de oliva virgen de alta calidad. Cuenta con una capacidad de molturación de hasta 30.000.000 de kgr. de aceitunas. Visitamos sus instalaciones, un auténtico parque temático para conocer la cultura del aceite y participamos en una cata, toda una experiencia sensorial y gustativa.

El final de nuestra ruta con #AunahoraJaén, fue todo un descubrimiento, una joya, como tantas que tiene la provincia, Baños de la Encina. Parecía que habíamos sido transportados a otra época, un pueblo con encanto a rabiar, se nota que han cuidado con mucho cariño este tesoro que con el paso de los años han ido creando en este llano.

Coronando Baños de la Encina se encuentra el Castillo de Bury Al-Hamma, terminado de construir en el siglo X, una construcción militar andalusí, en excelente estado de conservación, la mejor de Europa. Escenario de películas como “El capitán Trueno” y “El Santo Grial”. Escenario también de batallas históricas, luchas de religión o territoriales que sin duda habrán cuajado como el buen aceite, en la mayoría de los jienenses una actitud abierta hacia las diferentes culturas.

Baños de la Encina, nos encandiló, No dejen de visitarlo, sorpréndanse como nosotros, no pudimos dejar de hacer fotos, en cada rincón. La Iglesia del Cristo de la Luz, con un camarín que nos dejó sin aliento, el barroco más exuberante de repente, sin esperarlo y poder disfrutarlo de tan cerca.

Como no podía ser de otro modo, Baños de la Encina nos enamoró definitivamente con su buen hacer en la cocina, un despliegue espectacular de fusión histórica y cultural, en el Hotel Baños, una comida inolvidable, para recordar siempre, para querer volver ya. Como decía al principio Jaén engancha.

#AunahoraJaén – Organizado por A una hora deRed Guadalinfo

Colabora: CruzcampoFord Jaén – Pérez MarínMuseo Íbero de JaénJaén GastronómicoDegusta JaénTierra de Brunas – Castillo de CanenaSupremoOleo 5 – Pastelería GonverEl Mercado GourmetAlmocadén – Cookyart – Hotel HO Ciudad de JaénDelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén Diputación Provincial de JaénAyuntamiento de Torredonjimeno – Asociación Vientos del TiempoAyuntamiento de AlcaudeteProductos MATALa cazuela andaluza – Agua de olivo – Carrasqueño – Restaurante El torero – NT BellezaPicualiaAyuntamiento de BailénExcmo Ayuntamiento De Alcalá la RealTurismo SierraSur Jaén TursisurAyuntamiento Cambil ArbunielDenominación de Origen Sierra MáginaBaños de la Encina – Hotel Baños

Juan Duque Oliva

Hola, soy Juan Duque Oliva, residente en Sevilla, aficionado a la fotografía móvil. - Tengo un blog dedicado a algunas de ellas: juanduqueoliva.blogspot.com.es - Les invito a entrar en mi perfil de Instagram: @juanduqueoliva. - He trabajado como actor con papeles episódicos en varias series de televisión, cine y obras de teatro. Pueden ampliar información visitando mi web como actor: www.juanduque.net - Soy Urban Explorers, Local Guides Google 8 y Élite Yelp - Ex bloguero/podcaster de la original: Luz de Gas RadioBlog - Trabajé varios años como locutor de radio y dj - Facebook: Juan Duque Oliva - Twitter: @juanduqueoliva - Medium: @juanduqueoliva - Spotify: Juan Duque Oliva - Contacto: juanduqueo@gmail.com

3 comentarios sobre “Jaén engancha

  • el 18 febrero, 2018 a las 16:13
    Permalink

    Muy bonito y extenso el artículo sobre esta ruta, que nos alegra les haya sorprendido, les ruego corrijan el nombre de la asociación que realiza rutas teatralizadas en Torredonjimeno, nos llamamos “Vientos del Tiempo”. Es normal, con tantas cosas, el nombre es bonito y sugerente, pero se confunde algunas veces. Por lo demás un 10.

    Muchas gracias.
    Manuel Bueno

    Saludos.

    Respuesta
    • el 18 febrero, 2018 a las 17:06
      Permalink

      Gracias por todo, fue fantástica la experiencia y con vuestro trabajo inolvidable. Ya está corregido el nombre, ha sido un lapsus y os agradezco el comentario para arreglarlo.

      Un abrazo

      Respuesta
  • Pingback:La Fortaleza de la Mota y su ciudad oculta - Urban Explorers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *