La Tapería del Lulu, donde las tapas tienen demasiado arte

Se puede afirmar que en Cádiz hay mucho arte y para muestra los Carnavales. Pero si todo ese arte lo trasladamos a los fogones, entonces surge La Tapería del Lulu, donde el arte se muestra a través de su cocina. ¿Qué no me creéis? Pues preparaos para ver su increíbles tapas.

Normalmente, cuando viajas a la ciudad gaditana, la mayoría de las recomendaciones de restaurantes te derivan al mismo centro de la ciudad. Sin embargo, en los últimos años, están surgiendo bares muy interesantes más allá de las murallas de Puerta Tierra.

La Tapería del Lulu, donde las tapas tienen demasiado arte

Un ejemplo de ello es La Tapería del Lulu, un local perteneciente a Lulu (como su mismo nombre indica) y que resulta ser toda una celebridad carnavalesca en la tacita de plata. Al margen de cualquier vinculación con el Carnaval de Cádiz, hoy simplemente nos ceñiremos en el aspecto más gastronómico de esta tapería.

Una de las cosas que más me gusta de este restaurante es que sus platos son contundentes. No se trata de tapas ínfimas o paupérrimas, sino todo lo contrario. Os puedo asegurar que en este sitio con dos o tres tapas habéis comido y requetecomido.

La Tapería del Lulu, donde las tapas tienen demasiado arte

En esta ocasión escogí la terraza, ya que daba el solito y se estaba genial. Aunque también podíamos haber comido en su interior, donde las mesas altas y bajas cubrían toda la sala. Además, un dato curioso es que colocaban los cubiertos dentro de unos cartones con rayas blancas y negras como las cebras. ¡Chulísimos!

Cuando comencé a leer su amplia carta, me apetecía probar todo. Así que pedí: tortillitas de camarones (todo un clásico), hojaldre de setas con jamón ibérico, saquitos de queso brie con frambuesa, lagrimitas de pollo con alioli e incluso huevo sobre una base de berenjenas y jamón serrano. Todo estaba delicioso.

Como no podía ser menos, no podía faltar ni mi postre, ni mi café para rematar esta faena gastronómica. Estuve dubitativa entre la sopa de chocolate blanco y leche condensada, el brownie, la torrija caramelizada o el coulant de chocolate. Finalmente fue este último el que ganó la partida.

Sin duda, os recomiendo este restaurante para que llevéis a todos vuestros amigos y familiares y quedéis como unos reyes, ya que, como os dije al principio, son tapas contundentes. Además, poseen una presentación impecable y están riquísimas.

La Tapería del Lulu, donde las tapas tienen demasiado arte

Más información | Facebook

2 comentarios sobre “La Tapería del Lulu, donde las tapas tienen demasiado arte

  • el 4 marzo, 2018 a las 12:41
    Permalink

    Lastima que permitan fumar en lo que ellos llaman terraza pero que es una zona completamente cerrada. Según la ley ahí no se puede fumar; fui incapaz de disfrutar ni de la bebida ni de la comida. Era puro humo.
    Solución: no volver.

    Respuesta
    • el 7 marzo, 2018 a las 10:10
      Permalink

      Hola Frank, coincido contigo, en las terrazas no se puede fumar y es muy desagradable comer con el olor a tabaco. No obstante, sería interesante que le dieras una segunda oportunidad al sitio, porque realmente vale la pena.
      ¡MUCHAS GRACIAS POR TU COMENTARIO!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *